Oct 09, 2017

Transporter lleva la economía colaborativa a la paquetería

Transporter

Plataforma digital dedicada al transporte de paquetería

  • 10.000 euros fue el capital inicial aportado por los dos socios, Endika Nebreda y Jon Hurtado.
  • 50.000 euros es la facturación prevista para finales de 2017, su primer ejercicio en activo.
  • 180.000 euros necesitan para continuar con el desarrollo tecnológico y publicitar la plataforma.

Endika Nebreda y Jon Hurtado (primero y segundo por la derecha), junto al equipo de Transporter en BIC Bizkaia Ezkerraldea.:: L. A. GÓMEZ Endika Nebreda y Jon Hurtado (primero y segundo por la derecha), junto al equipo de Transporter en BIC Bizkaia Ezkerraldea.:: L. A. GÓMEZ

La “startup” bilbaína propone a conductores con espacio libre en los coches convertirse en transportistas puntuales

:: IRATXE BERNAL

Empresas como Airbnb, Uber o BlaBlaCar –las dos primeras con sus buenas polémicas con hoteleros y taxistas– han acercado al común de los mortales el concepto de economía colaborativa. Ya no hace falta comprar para disfrutar temporalmente de un producto o servicio; basta con buscar a quien no le importe compartirlo. Mirando ejemplos como los ya citados y muy especialmente el último, Endika Nebreda y Jon Hurtado pensaron en la cantidad de coches que realizan a diario trayectos largos con el maletero vacío. Gentes que van y vienen –a veces en el día– y que bien podrían ganarse un dinerillo convirtiéndose en transportistas puntuales. Al fin y acabo es como se hacían las cosas antaño, cuando la logística era otra y los afortunados que tenían coche y planeaban ir a la capital aceptaban hacer pequeños recados a los vecinos del pueblo que no disponían de vehículo. Así, decidieron crear su propia plataforma electrónica dedicada a la paquetería, Transporter. Lo que antes empezaba con un “ya que vas”, arranca ahora con un click. “Además de abaratar los envíos aprovechando un recurso –en este caso el espacio infrautilizado en unos coches que van a hacer el trayecto igualmente–, queríamos ayudar a reducir las emisiones de gases”, explica Nebreda.
Con Transporter, quienes quieran hacer un envío desde apenas tres euros sólo tiene que entrar en la web e indicar de dónde a dónde lo quieren mandar y qué peso y dimensiones tiene el paquete. Con eso la petición ya queda registrada al acceso de los “transporters”, es decir, las personas que realizan los viajes y que pueden ofrecerse a llevar más un paquete cada vez.
Una vez hecho ese registro, el cliente deberá entregar la mercancía en uno de los puntos de recogida, los “transporter store”, que en muchos casos son pequeños comercios de barrio. La “startup” ya cuenta con 18 que cubren ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Granada, Córdoba, Murcia, Alicante y Valencia, a las que próximamente esperan añadir algunas de la cornisa cantábrica.
En estos puntos de recogida la entrega de los paquetes ha de hacerse sin embalar. “Es una cuestión de seguridad. Tenemos que hacer un examen mínimo para controlar un poco lo que se envía, para asegurarnos de que no haya nada indebido. Después, ya sea con material que hayan traído ellos o adquiriendo el que nosotros proporcionemos, el cliente ya puede embalar el paquete porque tampoco creemos adecuado que el “transporter” sepa qué hay en el paquete”, subraya.
En ese momento es cuando, en función del peso y volumen del paquete –que no ha de superar los 20 kilos y 150 centímetros cúbicos–, se concreta el precio, que estará entre los tres y doce euros. Un importe que, de momento, cobran íntegramente quienes realizan el viaje. “Ahora mismo nos interesa más crecer que establecer unas comisiones, que serán el modelo de negocio en el futuro”, explica Nebreda.

Las claves

Desde tres euros
El precio del envío se establece en función del peso y volumen del paquete y va de los 3 a los 12 euros
‘Transporter stores’
La entrega de los paquetes se realiza en comercios de barrio de ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Valencia, Málaga o Zaragoza

Consultar los trayectos

Lo que no garantizan es la prontitud. Se comprometen a hacer la entrega en cuatro días, pero como la “flota” no es propia tampoco pueden prometer más. “Siempre va a haber más oferta de viajes, de “transporters”, que demanda de servicios, pero es algo que no podemos calcular con exactitud. En la plataforma sí se puede consultar qué trayectos van a hacer en los próximos días los “transporters”, y con esa información el cliente ya puede saber cuándo va a poder realizar el envío”, explica.
Por su parte, los viajeros únicamente deben darse de alta en la web e indicar qué trayectos van a realizar y en qué fechas para acceder a un listado de paquetes que encajan en su oferta y que podrán reservar. Les pedirán una tarjeta bancaria para garantizar la seguridad del envío, puesto que son ellos quienes se responsabilizan de que la entrega se hace debidamente. Dicha entrega ha de realizarse de nuevo en uno de los “transporter store”, al que acudirá el destinatario del paquete cuando le sea notificada la recepción.
Transporter es una de las empresas emergentes que acudirán los días 17 y 18 a B-Venture, el mayor evento de financiación para “startups” del norte de España. El encuentro, que se celebrará en el Palacio Euskalduna, está organizado por EL CORREO con el patrocinio del Gobierno vasco, la Diputación foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, así como con la colaboración de Elkargi, BStartup de Banco Sabadell, Laboral Kutxa, CaixaBank y la Universidad de Deusto.

Transportistas profesionales

En estos primeros pasos, la plataforma logística de Transporter sólo incluye a los particulares que quieren aprovechar el viaje. Con ellos han realizado cerca de 700 entregas. Pero ya en 2018, sus promotores tienen previsto completar su red reclutando también a transportistas profesionales autónomos que quieran completar un encargo. «Es un servicio pensado para cubrir la demanda del comercio electrónico. En ese momento dispondremos también de la tecnología necesaria para geolocalizar los envíos durante todo el recorrido», explica Endika Nebreda. Será entonces cuando la ‘startup’ comience a cobrar una comisión –inicialmente prevista en un 20%– por cada envío.

Etiquetas: