Oct 09, 2017

Taskia conecta a profesionales con clientes para realizar servicios a domicilio

Plataforma colaborativa para la contratación de servicios a domicilio.

  • 109.000 euros fue el capital inicial aportado por los hermanos Jon, Unai y Ander Elósegui y Zaloa Urrutikoetxea.
  • 15.000 euros es la facturación que han previsto para finales del presente ejercicio.
  • 200.000 euros estiman necesarios para la automatización de la plataforma y la captación de clientes.

Zaloa Urrutikoetxea, de pie en el centro de la imagen, junto al resto del equipo de Taskia. :: SARA SANTOS Zaloa Urrutikoetxea, de pie en el centro de la imagen, junto al resto del equipo de Taskia. :: SARA SANTOS

La “startup” donostiarra actualiza las tradicionales búsquedas en las páginas amarillas aportando la valoración del usuario

:: IRATXE BERNAL

Hay gente –joven– que cree que ese listín de páginas amarillas que Telefónica aún nos deja cada año en la puerta sirve para calzar el monitor del ordenador, para que la pantalla quede a la altura justa cuando busquemos en Internet un cerrajero de urgencia, una canguro para esta misma tarde o quien nos repare el televisor un día de estos. “Vimos que había servicios, generalmente a domicilio, que no se estaban adaptando a los usuarios digitales, que no sólo acuden a Internet para buscar al profesional más adecuado sino también para consultar y guiarse por valoraciones de otros usuarios. Además se estaban quedando fuera de tendencias, como la economía colaborativa, de las que podrían sacar mucho partido”, explica Zaloa Urrutikoetxea, consejera delegada y promotora junto a los hermanos Jon, Unai y Miren Elósegui –creadores de Hispavista– del “marketplace” Taskia, que pone en contacto a quienes se ofrecen a hacer ese tipo de tareas con quienes las demandan.
Pidan lo que pidan. “Esa es nuestra principal diferencia con otros portales, que no somos verticales. Otros se han especializado y únicamente ofrecen un tipo de servicio. En nuestro caso, aunque hay grupos de actividades como las tareas de limpieza en las que tenemos más movimiento, hay una gran variedad. Eso permite acudir siempre a la misma plataforma, pero además deja que los usuarios puedan registrarse al mismo tiempo tanto en entre quienes demandan como entre quienes se ofrecen. Además de tener los dos roles, pueden registrarse para más de una cosa. Puedes cuidar niños pero también a personas dependientes, y en la misma plataforma buscar un fontanero o un masajista cerca de casa el día que lo necesites”, explica Urrutikoetxea.
Como se trata de servicios de proximidad, tras hacer “click” en la pestaña más afín al servicio que demandemos, lo primero que pide la plataforma es que indiquemos nuestro código postal. “Primero avisamos a quienes están a 10 kilómetros del lugar donde se origina la demanda y después a quienes están entre 10 y 40 kilómetros. Si el profesional está a más de 40 kilómetros ya no entra en la selección porque entendemos que si el cliente tiene que pagar la salida al final el servicio ya no será tan económico”, explica la cofundadora de Taskia.

Las claves

Dos roles
Los usuarios pueden registrarse tanto para ofrecer sus servicios como para demandar los de otros profesionales
Puntuación
El sistema retiene siete días los pagos si el cliente no realiza una valoración o si ésta no es buena

Cuatro propuestas

Después nos preguntarán para cuándo lo necesitamos y por último tendremos que dar una breve descripción que concrete la demanda; qué edades tienen los niños que hay que cuidar, de qué fabricante es el mueble que quieres montar… Con todo ya definido, el motor de búsquedas nos proporcionará en menos de un minuto las propuestas de cuatro “taskers”, es decir quienes se ofrecen a hacer el servicio. El cliente los podrá seleccionar, entre otros factores, por las valoraciones del resto de usuarios. “Es una forma de ofrecer la información pero enriqueciéndola. Cuando en las páginas amarillas tienes a varios fontaneros, ¿a cuál recurres si no tienes ningún tipo de referencia? ¿Al que tenga el mejor logo?”, subraya
Otro criterio de selección posible es el precio, aunque no es obligatorio que el “tasker” dé ya un presupuesto. Esto se puede hacer después en una conversación privada. Los pagos se realizan a través de la plataforma, que cobra una comisión del 15% –IVA incluido– y que, mediante el propio sistema de valoraciones, se asegura de que el cliente ha quedado satisfecho.
Si una vez finalizada la tarea el usuario puntúa bien al profesional, éste cobra de inmediato. Si en cambio la puntuación no es tan buena o sencillamente el cliente no se molesta en hacer la valoración el sistema retiene el pago siete días. “De este modo garantizamos que la persona que realiza el servicio se esmere, pero también que pida que se le valore. Si en esos siete días el cliente no ha hecho ninguna reclamación entendemos que está contento aunque no lo haya dicho expresamente, una espera de la que el profesional se libra si al terminar el trabajo pide que le valoren para, además de cobrar, crearse una reputación que le sirva para conseguir más trabajos en el futuro”, explica Urrutikoetxea.

Escaneo del DNI

El registro como “tasker” también es gratuito y no es mucho más complicado; sólo hay que aportar más datos como el número de la tarjeta bancaria o un escaneo del DNI. “Necesitamos una foto porque si alguien que no conoces va a acudir a tu casa debes saber qué aspecto tiene, que es quien dice que es”, subraya la responsable de la plataforma. Pese a que quien lanza la solicitud de un servicio sólo escogerá una de las respuestas, el sistema se lo enviará a todos los preseleccionados para garantizar que aunque ese primero no responda el cliente siempre quedará atendido. De ese modo también es posible que cualquier profesional que haya finalizado un servicio y tenga tiempo para atender otro pueda consultar la lista de pendientes en su zona y aceptar nuevos encargos.
Taskia, que ya funciona en toda España, es una de las empresas emergentes que acudirán los días 17 y 18 a B-Venture, el mayor evento de financiación para “startups” del norte de España. El encuentro, que se celebrará en el Palacio Euskalduna, está organizado por EL CORREO con el patrocinio del Gobierno vasco, la Diputación foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, así como con la colaboración de Elkargi, BStartup de Ba”nco Sabadell, Laboral Kutxa, Caixabank y la Universidad de Deusto y su centro de emprendimiento.

Etiquetas: