Oct 21, 2019
Los socios fundadores de Baigene David Celorrio y José María Aznar Oviedo, junto a Izarbe Yarza. / BLANCA SAENZ DE CASTILLO
Los socios fundadores de Baigene David Celorrio y José María Aznar Oviedo, junto a Izarbe Yarza. / BLANCA SAENZ DE CASTILLO

Baigene suma el entrenamiento especializado a sus servicios para deportistas

La biotecnológica alavesa, además de análisis genéticos, ofrece seguimiento profesional para mejorar el rendimiento

Desde 2013 la ‘startup’ biotecnológica Baigene ayuda a los deportistas a dar lo mejor de sí mismos. A machacarse en los entrenamientos para mejorar sus marcas, pero con cabeza. Esto es, sabiendo exactamente qué tipo de ejercicios y dieta son los más adecuados para cada uno de ellos en función de algo tan nuestro, tan individualizador, como la genética. «Acondicionar el entrenamiento y la nutrición a las características naturales de una persona permite mejores rendimientos, pero también implica saber, por ejemplo, qué tolerancia tienen nuestros músculos a la fatiga o en qué condiciones podemos tener mayor riesgo de lesionarnos y conocer nuestros tiempos de recuperación… Toda esta información puede ser fundamental para alargar la vida deportiva», explican los doctores en genética y promotores de la firma José María Aznar Oviedo y David Celorrio.

«Muchos amateurs, cuando empiezan a tomarse tan en serio el deporte que practican como para animarse a participar en competiciones de cierta exigencia, intentan, en la medida de lo posible, lograr buenos resultados: consultan blogs en Internet y hablan con otros deportistas para afinar más su preparación. Nosotros nos planteamos que podíamos intentar darles acceso a ese análisis de ADN que les permitiera pasar de los consejos o recomendaciones genéricas, a planes individualizados estrictamente ajustados a sus características genéticas», explican.

Para poner este tipo de pruebas al alcance del cualquiera, los promotores de Baigene patentaron un sistema con el que facilitan la obtención de los resultados que se necesitan para mejorar el rendimiento deportivo por 250 euros. «No es un precio prohibitivo, y además hay que tener en cuenta que es un análisis que sólo tendrás que hacerte una vez porque tu genética no va a cambiar», explican.

  • Las claves
  • Metodología propia.
    En los Baigene Lab cada deportista contarácon programas de entrenamiento propios.
  • Nuevas aperturas.
    La firma espera contar pronto con centros en otros punto de Españae internacionalizarse.

La prueba, además, se adquiere por Internet y se realiza en casa. Baigene envía uno de sus kit y, tal y como vemos en las series policíacas, sólo hay que frotar un bastoncillo de algodón por las mucosas bucales para tomar la muestra. Una vez lista, se envía de vuelta a la sede de la firma vitoriana en el Parque Tecnológico de Álava, donde realizan el análisis. En tres o cuatro semanas, Baigene remite al usuario un informe personalizado con un plan nutricional y otro de entrenamiento. «Se trata de un informe con resultados precisos, pero también entendibles por un profano de la materia. Además proporcionamos una consulta telefónica para explicar cada detalle », aclaran.

Sin embargo, ahora, tan solo dos años después de iniciar la comercialización de los kits, en Baigene se han dado cuenta de que sus servicios podían y debían tener más recorrido. «Inicialmente el modelo de negocio no era recurrente, ya que la genética de cada individuo no cambia; una vez realizado el análisis y entregado el informe, no había posibilidad de generar nuevos ingresos con ese cliente. Tras una profunda reflexión y también un poco empujados por la insistencia de muchos de ellos, que creían que necesitan un seguimiento hasta alcanzar sus metas, decidimos lanzar un nuevo servicio de asesoramiento permanente», explican.

Ahora, junto a ese primer informe se puede contar con el apoyo continuado de entrenadores profesionales desde 160 euros o nutricionistas por otros 160. En el primer caso, por ejemplo, este servicio incluye, entre otros, la realización de tests estáticos, dinámicos o de fuerza y, en el segundo, una evaluación antropométrica. El asesoramiento se puede contratar por seis o doce meses. «Nuestro equipo multidisciplinar está logrando resultados como la mejora en un 5% en la potencia en pelotaris; o la reducción del volumen de entrenamiento de los triatletas del 42%», aseguran.

Ese cambio de estrategia ha dado lugar también al nacimiento en Miñano del primer Baigene Lab, un centro en el que aplicar ese entrenamiento individualizado. Allí, además del estudio genético y el seguimiento continuo, también se ofrece a los deportistas «metodologías de entrenamiento propias ajustadas a cada deporte y persona, de gran efectividad en la mejora del rendimiento y la salud», subrayan. Baigene espera iniciar pronto la expensión nacional e internacional, como explicarán sus promotores los días 29 y 30 en la cuarta edición de B-Venture, el mayor evento de ‘startups’ del norte de España. El encuentro, organizado por EL CORREO, contará con el patrocinio del Gobierno vasco, SPRI, la Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao; y la colaboración de Telefónica, Puerto de Bilbao, BStartup de Banco Sabadell, Laboral Kutxa, CaixaBank, BBK, Elkargi y la Universidad de Deusto.

Catálogo de disciplinas

Cada deporte requiere de unas exigencias físicas y un entrenamiento concretos, por lo que Baigene poco a poco también ha ido ampliando el catálogo de disciplinas en las que ofrece apoyo a los deportistas. En él podrán encontrar asesoramiento desde los aficionados (y profesionales) al fútbol, el baloncesto o el remo, a los amantes de competiciones con menos arraigo pero en expansión, como las carreras de obstáculos de Spartan Race.