Oct 22, 2019
Jon Matias y Jokin Garay en Zitek, la incubadora de empresas de la UPV. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Jon Matias y Jokin Garay en Zitek, la incubadora de empresas de la UPV. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Keynetic crea un software que permite a las empresas controlar el acceso a sus redes de comunicación

El sistema de la ‘startup’ bilbaína facilita que una fábrica pueda determinar en cada momento qué usuarios o dispositivos acceden a sus sistemas

La transformación digital del sector industrial tiene como piedra angular la conectividad. Las nuevas tecnologías de la comunicación permiten que cualquier elemento de la fábrica -un robot, un sensor, una máquina, una línea de producción…- pueda compartir información con el resto de sistemas de la factoría. Así se automatizan procesos o se generan las ingentes cantidades de datos que permiten, por ejemplo, identificar qué circunstancias ha precedido a algún fallo y pueden, por tanto, alertarnos de futuros problemas. Sin embargo, a mayor conectividad, mayor riesgo para la seguridad de toda información crítica de una compañía. De ahí que una de las tecnologías fundamentales de la Industria 4.0 sea precisamente la ciberseguridad, que se puede abordar protegiendo las máquinas o controlando quién accede a las redes, como propone la ‘startup’ bilbaína Keynetic.

Esta firma surgió en el grupo de investigación en Ingeniería Telemática de la UPV, donde Jon Matias dedicaba su tesis a las redes definidas por software (SDN), y centra su actividad en el desarrollo de soluciones de ciberseguridad para plantas de producción, ya que el otro promotor de la firma, Jokin Garay, procede la consultoría en industria y componentes de automoción. Con el apoyo de los profesores Eduardo Jacob y Juanjo Unzilla, la firma ya ha lanzado al mercado su primer producto -flowNAC- , un software basado en la gran ventaja de las SDN. Este permite que la persona que administra la red pueda ordenar el tráfico y la seguridad de todas las comunicaciones desde un panel de control centralizado sin necesidad de ajustar las instalaciones o permisos individuales de cada elemento conectado. «Si hiciéramos un símil con el mundo físico sería como llegar a un edificio en el que antes de entrar nos pidieran que nos identificáramos. En función de quiénes seamos y qué vayamos a hacer nos darán una tarjeta de acceso para subir a una u otra planta. Pero sólo a una. Sólo subiremos al piso concreto al que necesariamente tengamos que acceder para realizar nuestro trabajo. Nuestra labor es poner límites, trasladar a las redes esa protección», explica Jon Matias.

  • Las claves
  • Redes definidas por sotfware.
    Permiten que un administrador gestione todas las comunicaciones desde un panel de control.
  • Sin conocimientos técnicos.
    El software automatiza las órdenes, por lo que es fácilmente programable en la propia fábrica.

Segmentación

Es más, su software no sólo limitaría a qué pisos podemos subir, sino que incluso a qué oficina se nos permite entrar y, dentro de ésta, con qué personas debemos hablar y de qué. Esa segmentación mejora su eficiencia frente a los habituales cortafuegos, que, aunque se coloquen en subredes, pueden convertirse en un cuello de botella ya que todas las solicitudes de acceso acaban pasando por el mismo filtro.

En el mercado ya hay otras soluciones de control de acceso, pero se basan en parámetros técnicos sólo aptos para expertos. En cambio, el panel de control del software de Keynetic simplifica esa gestión de las redes de forma que no hace falta que la fábrica cuente con un especialista en ciberseguridad al cargo del sistema. Basta con que la persona encargada de cualquier posible reprogramación que sea necesaria conozca la política de seguridad y protocolos de su propia empresa.

«Teníamos muy claro que todo debía ser muy visual y, sobre todo, que había que evitar que el usuario tuviera que meter infinidad de órdenes de forma manual. Queríamos que fuera el propio software el que, de forma automática, ajustara todos los controles a órdenes tan básicas como impedir que a partir de una determinada hora se puede acceder la red de un área concreta», señalan Matias y Garay. Ambos presentarán su software de ciberseguridad días 29 y 30 de octubre en la cuarta edición de B-Venture, el mayor evento de ‘startups’ del norte de España. El encuentro, organizado por EL CORREO, contará con el patrocinio del Gobierno vasco, SPRI, la Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao; y la colaboración de Telefónica, Puerto de Bilbao, BStartup de Banco Sabadell, Laboral Kutxa, CaixaBank, BBK, Elkargi y la Universidad de Deusto.

  • Keynetic
  • 115.000 euros es la facturación acumulada desde el lanzamiento del software el año pasado
  • 50.000euros es el capital social de la empresa, aportado por los socios fundadores
  • 200.000euros es la financiación que necesitan para potenciar la labor comercial y el equipo de desarrollo

Tecnología probada en Batz y Danobat

Keynetic, que ha desarrollado su software dentro de la incubadora que la UPV tiene en la Escuela de Ingeniería de Bilbao, ha contado con el apoyo del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, CEDTI. La firma también ha participado en la aceleradora de la SPRI para empresas de base tecnológica, Bind 4.0, donde su tecnología ha sido probada por Batz y Danobat. Keyntic además ha sido escogida para formar parte de la sección de ciberseguridad de la aceleradora Google for Startups.