May 05, 2020

Draper B1 (antes Bbooster Ventures) inversora en Bventure Bilbao ha querido realizar una lista de consejos, según su experiencia, inversor ante la delicada situación generada por el Covid 19 con el objetivo de afrontar esta etapa del mejor modo posible y generar un ambiente de esperanza para las startups que están sufriendo de primera mano estas circunstancias.

Captura de pantalla 2020-05-05 a las 10.17.24

CONSEJOS

  1. Provee tu caja. Es momento de tener las arcas los más repletas posible y no dejar de tener ingresos constantes. Por ello, es momento de ver cómo mantener unos mínimos, qué estrategias debes seguir con tus clientes para mantenerlos y arrimar el hombro en esta situación tan extraordinaria.
  2. Cierra ronda. Si estás en el proceso de cerrar ronda, intenta mantener el timing, sigue los pasos que tenías previstos y busca la adaptación más rápida y eficaz posible a los imprevistos que surjan. Es momento de tener mano izquierda y de continuar hacia delante sin avasallar
  3. Ajusta el gasto. Esta situación es desconocida y extraordinaria y, por ello, podemos intuir su duración, pero no sabemos cuánto se alargarán en el tiempo las consecuencias de lo que estamos viviendo. Por esta razón, debemos tener muy presente en qué se gasta cada euro que tenemos en nuestra caja e intentar optimizar al máximo estos recursos económicos. Es momento de ver que gastos son superfluos, qué gastos se deben mantener y cuáles podemos optimizar.
  4. Sé transparente. Afrontar lo que viene de cara, sin dobleces y con total franqueza con los que tienes a tu alrededor será seguro sinónimo de profesionalidad. Debes ser transparente, tanto con tus empleados como con tus inversores, ambos desean saber cómo está la situación y sobre todo cuál es el plan de acción.
  5. Plan para los próximos 4–5 meses. Siéntate, respira y para a pensar en cuál va a ser la estrategia a seguir durante los próximos meses. Es muy importante marcar una hoja de ruta para combatir esta crisis sanitaria para no perder el rumbo. Si no realizamos este ejercicio de reflexión, podemos empezar a disparar ideas, medidas y acciones que solo contribuyan a perder más capacidades en poco tiempo, y eso es lo que menos nos conviene en estos mementos. Es un buen momento para platear el teletrabajo más a largo plazo, como una medida dentro de la filosofía de empresa. Ahora hemos implantarlo forzosamente, pero este esfuerzo quizá sea un beneficio en el futuro.
  6. Asegura tu cadena de valor. Como empresa, somos buenos proveedores cuando mantenemos vivo el valor que le aportamos a nuestro cliente. Hacer todo lo posible para mantener esta cadena de valor, será la clave para salir reforzados de esta situación. Pero, no hay que olvidar que probablemente mantenerla no será trabajar igual que lo has hecho hasta ahora, si no que será necesario ver más allá, y adaptarse a las nuevas necesidades que tenga tu cartera.
  7. Organiza bien el teletrabajo. Es vital conseguir un buen ambiente de trabajo dentro de tu nueva oficina, pero es fundamental que la conexión con toda la gestión de tu trabajo y la de tus compañeros esté clara, ágil y rápida. El uso de plataformas que te permiten trabajar en espacios en la nube, recursos, etc. deben ser un “must have” en tu organización, si no lo eran ya.
  8. No olvides la comunicación. En las crisis, del tipo que sean, la comunicación suele ser una de las primeras abandonadas, para ella no hay planes, ni estrategias, ni recursos; pero esto es un error. Es evidente que son muchos los frentes que se avecinan y quizá esté sea el que menos te preocupa, pero la comunicación en momentos como este es una oportunidad de estar más cerca de tu cliente, de acompañarle y de crear más y mejores vínculos con él. Dedícale parte de tu tiempo para que también tengas un plan de comunicación.
  9. Descubre herramientas. Gracias a esta situación, a tener que teletrabajar y a la gran cantidad de profesionales que están compartiendo conocimiento para ayudar a los demás a llevar mejor estos momentos; las herramientas están aflorando. Es momento de recopilar información, probar aquellas que pueden ser útiles para tu negocio y dedicar un tiempo a optimizar y digitalizar tu organización.
  10. Sé positivo. Sí, así es. Pese a estar en una situación en la que ninguna empresa nos hubiera gustado estar, es imprescindible mantener una mente enfocada en la solución y no en el problema. Ser positivo también significa trabajar intensamente en la normalidad que volverá, en las nuevas metas y en todo lo que está por venir.